La crisis hizo cerrar 7000m2 de espectáculo, pero el espiritu sigue vivo y al alcance de quien quiera, y está en el recuerdo de los 2000 vizcainos que nos visitaron, muchos niños disfrutaron de los coatíes, mapaches, alpacas, cerditos de Vietnam, cabras, gallinas exóticas, patos de todas clases, grullas, faisanes, pavos reales y la más amplia selección de arbustos, árboles, plantas de temporada y plantas de interior, hubo acuarios y sus complementos 11  baterías de acuarios con todo tipo de peces tropicales y de agua fría, las mejores instalaciones de vizcaya, no pudieron con la falta de poder adquisitivo de la ciudadanía, aguantamos hasta el final, pero alli ya no era posible.